En febrero o marzo gran número de máscaras y disfraces, así como murgas, recorren las calles de este pueblo con canciones críticas y burlonas en las que se hace referencia a hechos comunes y familiares ocurridos en la localidad. También los más pequeños realizan un pasacalle el lunes de carnaval.