“Velando por la seguridad de los ciudadanos y de sus propios empleados, se ha puesto en marcha una nueva campaña informativa para fomentar la lectura del contador por parte del usuario.

Durante el confinamiento no es posible leer los contadores que están en el interior de las viviendas o de negocios que permanecen cerrados. Por ello, para evitar facturas estimadas que pudieran gravar a aquellos usuarios que han visto reducido considerablemente su consumo y para que la facturación se corresponda con el consumo real, es importante que el usuario comunique su lectura de contador.

Adjuntamos toda la información sobre la autolectura de contador para que lo difundan a través de los medios de que dispongan y estimen oportuno”

Aguas de Córdoba